Área de Formación

El Departamento de Formación y Pastoral, junto a la Orientadora, están a cargo del proceso de formación general del alumnado, tanto en las unidades de Orientación como en las tutorías de curso y en las diversas asignaturas, de modo transversal. Con esto se espera lograr una formación que no quede reducida a ciertas actividades o unidades y que involucre la presencia activa y comprometida de los padres, la cual es fortalecida por el Colegio, a través de actividades de educación de la familia.

El fin de este proceso de formación apunta sustancialmente a la educación de la libertad personal, en cuanto permite que cada alumno logre, a través de un sistemático proceso educativo, ir adquiriendo las condiciones básicas en la toma de conciencia de sí mismo, lo cual es clave para desarrollar una personalidad libre.

El Colegio Inmaculada Concepción busca una educación integral, lo que implica atender a la totalidad de la persona de cada niño y joven, para lograr su progresiva realización en todas sus dimensiones: su corporeidad, inteligencia, voluntad, espiritualidad, afectividad y sentido trascendente de la existencia. Por lo tanto, el proceso educativo debe incluir estos aspectos en las actividades que se realicen.

Aunque esta tarea corresponde a todos los miembros adultos de la comunidad educativa, el tutor y el profesor de subsectores son los primeros orientadores, en lo valórico y vocacional.

El proceso de formación personal supone ante todo una pedagogía ambiental, es decir un clima escolar adecuado, donde pueda darse una relación personalizada de ayuda, que mueva a la empatía y comprensión del adulto educador. Buscamos un acompañamiento y acogida del alumno, un consejo constante y una orientación hacia su verdadera autonomía y plenitud. Esto supone que la formación tiene que darse en tres planos:

a. En el plano específico, a través de la clase de orientación, con temas relevantes y de interés para los estudiantes.
b. Globalmente en las asignaturas, a través de la reflexión valórica que se pueda hacer a partir de los contenidos.
c. En el plano personal, a través del seguimiento en el proceso de crecimiento del alumno(a), que ha de liderar el profesor tutor y del cual participan todos los miembros adultos de la comunidad.